12 grandes personajes masculinos del teatro universal

personajes-masculinos-teatro-universal-commedia-dellarte-maurice-sand

‘No hay papeles pequeños, solo actores mediocres’. La frase se atribuye al maestro de la interpretación Konstantin Stanislavsky. Y aunque no pretendemos ir en contra de este mandamiento actoral, parece que hay roles que están destinados a los grandes intérpretes. Entre la tragedia griega y el siglo XXI hemos seleccionado los 12 grandes personajes masculinos del teatro universal que probablemente estén entre los más codiciados por un buen actor.

1. Edipo (Edipo Rey, Sófocles, 430 a.C)

Es tal la fama de Edipo que incluso en psicología hay un síndrome específico para él. La tragedia de este rey que, sin saberlo, asesinó a su padre y se casó con su madre, está considerada como la obra maestra del teatro de todos los tiempos.

Sófocles describió en este personaje a un político comprometido y compasivo, que sufre por el pueblo que gobierna. Pero el dramaturgo nos lleva también al interior de la conciencia de Edipo, a su culpabilidad y a su ansia de conocer la verdad. Si os gusta un buen conflicto interno, ¡este es un buen papel!

2. Hamlet (Hamlet, William Shakespeare, 1601)

Personajes Masculinos del Teatro-Universal-Hamlet_FotoJoanRodon

Foto promocional del montaje de ‘Hamlet’ con Israel Elejalde.

Con un dilema similar al de Edipo, el héroe de Shakespeare es todo un mito dramático, que ha sido interpretado por los más grandes actores británicos: John Guielgud, Laurence Olivier, o más recientemente, el protagonista de la serie Sherlock, David Cumberbatch. En España tampoco nos hemos quedado cortos de Hamlets, y podemos presumir de las interpretaciones de Adolfo Marsillach, José Luis Gómez o Israel Elejalde. 

Irónico y reflexivo, el personaje de Hamlet no encaja dentro de los personajes masculinos del teatro que típicamente son héroes: no es un guerrero (aunque es bueno con la espada) ni es un amante romántico como pudiera serlo Romeo (aunque conquista a Ofelia). Es un hombre de auténtico porte renacentista, que tiene que seguir su deber (vengar a su padre) por encima de sus deseos.

Los monólogos que muestran los atormentados pensamientos íntimos de Hamlet son una prueba de la complejidad de este personaje, que tiene casi infinitas maneras de interpretarlo.

3. Segismundo (La vida es sueño, Pedro Calderón de la Barca, 1635)

Segismundo es un personaje complejo y contradictorio. Sin saber quiénes son sus padres, ni cuál es el motivo por el que está encarcelado, llega a pensar que su único delito es ‘haber nacido’.

Mediante este personaje, Calderón de la Barca trataba un tema muy de la época: ¿Existe un futuro determinado escrito para cada uno de nosotros? ¿Puede triunfar la libertad sobre el destino?

Y por si la filosofía de la obra no fuese suficientemente atractiva para cualquier actor, los soliloquios de Segismundo son algunos de los textos más bellos que tienen los personajes masculinos del teatro del Siglo de Oro… No nos extraña que las actrices también quieran interpretarlo, como hizo la portentosa Blanca Portillo.

4. Tartufo (Tartufo o el impostor, Jean-Baptiste Poquelin, Molière, 1664)

Llegamos, por fin a los personajes masculinos del teatro cómico. Molière describió con tanta precisión el personaje de Tartufo, que está incluido en la Real Academia de la Lengua para definir a un hipócrita.

personajes masculinos del teatro universal tartufo definicion rae

En Tartufo se ataca a los devotos, un grupo muy influyente de la sociedad francesa del Rey Sol (Luis XIV); no a los sinceramente religiosos, sino a aquellos que se aprovechaban de su posición para manipular a los hombres.

Lo más divertido para un actor que interprete a Tartufo es la libertad expresiva que Molière le concede. Del propio dramaturgo y actor decían en su época que en el escenario “echaba espuma, hacía muecas, se contorsionaba, movía con furia todos los burlescos resortes de su cuerpo y hacía temblar sus párpados y sus ojos redondos”. En definitiva, una caricatura.

5. Mefistófeles (Fausto, Johann Wolfgang von Goethe, 1808)

Si bien el protagonista de la obra es el propio Fausto, que vende su alma al diablo a cambio de que sea este quien le sirva en vida, el personaje de Mefistófeles resulta a menudo más atrayente para los actores. ¿Por qué? Suponemos que, en primer lugar, por el morbo de interpretar al diablo… Pero también porque el Mefistófeles de Goethe aparece representado como un caballero elegante, orgulloso, desconfiado pero seductor… Un auténtico Don Juan de los infiernos.

6. Don Juan (Don Juan Tenorio, José Zorrilla, 1844)

El que se libra del infierno es Don Juan Tenorio. Aunque Zorrilla acabó renegando de su obra, es posiblemente la más representada del teatro español, especialmente cada 1 de noviembre, desafiando la invasión de Halloween.

Tenorio es el héroe del romanticismo por excelencia, un burlador que consigue redimir sus pecados gracias al amor de Doña Inés.

personajes masculinos del teatro don juan tenorio plaza sevilla

En la Plaza de Doña Elvira, en Sevilla, luce esta placa en homenaje a Don Juan Tenorio.

7. Thomas Stockmann (Un enemigo del pueblo, Henrik Ibsen, 1883)

El doctor Thomas Stockmann vive con su familia en una ciudad que obtiene sus riquezas de un balneario. Cuando descubre un foco de infección en las aguas, entra en conflicto con el alcalde (su propio hermano), que no quiere gastar dinero en la reparación y prefiere mentir al pueblo y ocultarlo.

A partir de este argumento Ibsen volvió a adelantarse a su tiempo con una obra que no ha perdido un ápice de vigencia en el siglo y medio que ha pasado. El Dr. Stockmann es un hombre de ciencia, honrado, que lucha por lo que cree justo y por sus ideales, pero que tiene que enfrentarse a la hipocresía de la sociedad en la que vive.

8. Trigorin (La gaviota, Anton Chéjov, 1895)

La gaviota presenta un elenco de roles diversos y complejos, dentro del cual el de Trigorin se considera uno de los más importantes personajes masculinos del teatro.

Escritor de un relativo éxito, Trigorin no llega a la excelencia de Tolstoi (con quien se compara casi de forma obsesiva) y no consigue ser feliz, destruyendo a su paso la candidez de Nina. Pero como ocurre en todas las obras de Chéjov, lo importante no es lo que Trigorin hace, sino su subtexto. En palabras del propio Chéjov, cuando le acusaban de que en  sus escenas ‘no ocurría nada': “los hombres comen, duermen, fuman y dicen banalidades, y sin embargo se destruyen”.

9. Max Estrella (Luces de Bohemia, Ramón María del Valle-Inclán, 1920)

La noche de Max Estrella se sigue celebrando cada año en Madrid, para recorrer las calles que el poeta y su acompañante, Don Latino de Híspalis, visitan en Luces de Bohemia.

Personajes masculinos del teatro universal-Max-Estrella-Latino-de-Hispalis-Vilanova_de_Arousa.Galicia.25

En Villanova de Arousa una estatua conmemora a Max Estrella y Latino de Híspalis.

Sirva esto como demostración de la importancia de Max Estrella dentro de los personajes masculinos del teatro universal, aunque tenemos que reconocer que Valle-Inclán no lo puso fácil a las compañías que quisieran representar esta obra: ¡hacen falta nueve localizaciones distintas!

Héroe y antihéroe al mismo tiempo, Max Estrella está basado en la figura del poeta sevillano Alejandro Sawa, que murió, ciego y loco, en Madrid en 1909, dentro de la más escalofriante pobreza. Sin embargo, sus pensamientos e ideales reflejan los del propio Valle-Inclán, convirtiéndose así en el alter ego del dramaturgo. Y ¿qué actor español rechazaría interpretar a un personaje de Valle-Inclán?

10. Leonardo (Bodas de sangre, Federico García Lorca, 1931)

Insconciente y apasionado, profundamente enamorado de una mujer que no le conviene, Leonardo es el único personaje de Bodas de sangre que tiene nombre propio.

Podríamos decir que esta es la primera seña de la importancia del personaje, no solo por su papel en la trama –es por él por lo que las bodas acaban de manera trágica– sino también porque Lorca pudo salirse de los límites de un rol estereotipado y darle un desarrollo al personaje mucho más amplio.

11. John Proctor (Las brujas de Salem, Arthur Miller, 1952)

De nuevo nos enfrentamos a un personaje recto, con unos principios e ideales muy claros… Y de nuevo su final no es el más alegre. La obra que le valió a Miller un Premio Tony en 1953 se centra en los hechos históricos de la ‘caza de brujas’ de 1692 en Salem, una aldea de religiosos protestantes venidos de Centroeuropa.

John Proctor es un granjero acusado de brujería por Abigail, una chica con la que ha mantenido una relación fuera de su matrimonio. Proctor se siente terriblemente culpable por ello, y aunque tanto él como el público saben que se trata de una venganza personal de la chica, los jueces le presionan para que confiese públicamente que ve al demonio. Pero John Proctor decide no faltar ni a la verdad ni a su honor, lo que acaba con su ahorcamiento y el de su esposa.

Sin duda se trata de un personaje difícil de interpretar, que supuso un reto para un jovencísimo Sean Connery.

12. Richard Roma (Glengarry Glen Ross, David Mamet, 1983)

Personajes Masculinos del Teatro Universal GlenGarry-Glen-Ross

Al Pacino también participó en la versión teatral de 2012 de ‘Glengarry Glen Ross’, interpretando a Shelly Levene.

El listón de personajes masculinos del teatro contemporáneo también está quedando bien alto. Un ejemplo de ello es el rol de Richard Roma (Ricky, para los amigos), el agente inmobiliario sin escrúpulos que David Mamet incluyó en Glengarry Glen Ross, obra por la que ganó el Premio Pulitzer en 1984.

El principal interés de Roma es cerrar ventas, por encima de la moral o los principios, y ve estos éxitos como una muestra de su hombría. Sin embargo, incluso el despiadado Ricky tiene su corazoncito…

El personaje ha sido interpretado por actores como Jack Shepherd (en el estreno de la obra en Reino Unido), Joe Mantegna en EEUU, o Al Pacino en la versión cinematográfica de la obra. El papel les valió un premio Tony a Mantegna; el Laurence Olivier a mejor actor para Jack Shepherd; y una nominación al Globo de Oro, que se le escapó de las manos a Al Pacino.

El palmarés de muchos buenos actores ha aumentado gracias a estos 12 personajes masculinos del teatro universal.¿Echáis de menos algún otro?

Fotos: Ilustraciones de Maurice Sand / Joan Rodon / RAE  / L. Miguel Bugallo Sánchez / Lee Emmons /

También te puede interesar

Maribel Verdú, musa de Instagram, confiesa sus pec... Maribel Verdú es la musa española, la reina de Instagram (su cuenta está a punto de alcanzar los 100.000 seguidores) y la protagonista de Invencible, ...
Jean Claude Carrière: ‘Jamás rehusaré hablar... Jean Claude Carrière lleva zapatillas tipo 'Vans' y una maleta tipo 'Kipling'. Dice que le gusta el contacto con los jóvenes, y está claro que bebe ta...
Al fantasma del teatro no solo le gusta la ópera El fantasma del teatro más conocido es sin duda el fantasma de la ópera, pero no es el único. Las compañías internacionales que cada año visitan Madri...

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,