Compañía Lehman Brothers: descubre su historia

Lehman-Brothers-Trilogia-Balada-sexteto-foto-sergio-parra-d

Has oído hablar de la quiebra de Lehman Brothers y de cómo algunos vaticinaron que sería el inicio de la caída del imperio de Occidente. Pero, ¿sabes cómo nació la compañía? ¿Alguna vez te has planteado cuántas cosas en tu día a día tienen que ver con esta empresa familiar? ¿O cómo se llega a ser uno de los bancos de inversión más potentes del mundo? Te contamos todo sobre estos tres hermanos que cambiaron el curso de la historia del capitalismo.

¿Cuál es la historia de las tres generaciones de la familia Lehman?

La compañía Lehman Brothers debe su nombre a tres hermanos: Henry, Emanuel y Mayer. Provenían de una familia judía ganadera de Baviera (Alemania). A finales del siglo XIX emigraron a  Alabama, en el sur de Estados Unidos. Primero, Henry, que abrió una pequeña tienda, H. Lehman. Luego, Emanuel (el comercio pasó a llamarse entonces H. Lehman & Bro), y por último, Mayer, con cuya llegada el establecimiento adquirió el nombre de Lehman Brothers.

Primera generación: los primeros Lehman Brothers

Era la década de 1850, la esclavitud seguía vigente y las plantaciones de algodón eran uno de los bastiones de la economía norteamericana, especialmente en el sur del país. Por eso, aunque Lehman Brothers era un comercio de ropa y telas, los hermanos aceptaban el pago de sus productos en especie: es decir, en algodón.

Poco después, el comercio del algodón constituía la mayor parte de los ingresos de Henry, Emanuel y Mayer.

Tanto es así que, en 1858, cuando la Casa de Comercio del Algodón cambió su sede a Nueva York, Lehman Brothers abrió allí su primera sucursal. Querían estar más cerca de las fábricas y de los bancos. Henry había muerto por culpa de la fiebre amarilla, así que Mayer se quedó en Alabama, y Emanuel se mudó a la Gran Manzana, donde finalmente acabaría la empresa familiar.

lehman brothers emanuel-mayer

De izquierda a derecha, Emanuel y Mayer Lehman.

Fueron años de dificultades (la Guerra Civil) y también de oportunidades. Los hermanos Lehman invirtieron en bonos ferroviarios (algo parecido a las Letras del Tesoro público), en el comercio del café y entraron en el negocio del asesoramiento financiero. En 1887, Lehman Brothers empezó a cotizar en la Bolsa de Wall Street.

Segunda generación de Lehman Brothers

No fue hasta 1906 cuando Lehman Brothers comenzó a trabajar con títulos de crédito bancarios. Ese año, Philip Lehman (el hijo de Emanuel) se asoció con Goldman Sachs. Junto a ellos, llevaron a bolsa a un centenar de empresas mediante ofertas públicas de venta. Lehman Brothers había pasado a ser un banco de inversión.

Tercera generación de Lehman Brothers

Cuando, en 1925, se retiró Philip Lehman, su hijo Robert asumió la dirección de Lehman Brothers. Bajo su mandato, la empresa sobrevivió al crack de 1929 y a la Gran Depresión. Siguieron diversificando sus inversiones y participaron en el mercado de la radio, televisión y petróleo.

La saga familiar de los Lehman Brothers finalizó en 1969 con la muerte de Robert. Desde entonces, la sociedad entró en un proceso de adquisiciones y fusiones, que la llevó a cambiar a menudo de nombre. Hasta que, en el año 2000, volvió a tener autonomía económica y se instituyó formalmente como Lehman Brothers Holding Inc.

¿Qué repercusiones nos deja a día de hoy?

Lamentablemente, la historia de los Lehman Brothers es más conocida a partir del siglo XXI.

Los atentados de 2001 afectaron duramente a Lehman Brothers, que tenía sus oficinas en las Torres Gemelas. El banco se recuperó a base de actividades sumamente agresivas y acabó implicándose en el sector de las hipotecas basura (o hipotecas subprime, o activos tóxicos) más de lo que debería.

En agosto de 2008, su estado dejó de ser sostenible y se desató el pánico bancario. Esta situación hizo que Lehman Brothers entrara en una crisis de liquidez, que podría haberse solucionado con ayuda de las Reserva Federal de Estados Unidos (lo que para nosotros sería el Banco Central Europeo). Sin embargo, Lehman Brothers no consiguió encontrar protección financiera y el 15 de septiembre de 2008 se declaró en bancarrota.

Las repercusiones de esta quiebra fueron mundiales y continúan hoy en día. Hubo muchísimos despidos en el sector financiero, y los bancos limitaron drásticamente su capacidad de crédito. Esto es lo que en inglés se conoce como el Credit Crunch.

Al tener menos acceso a los créditos, los gobiernos entraron en recesión. En algunos casos, con grandes dificultades para mantener el Estado del Bienestar. Esto conllevó la limitación del consumo y las inversiones por parte de los ciudadanos de a pie… Lo cual lleva a una espiral negativa de más despidos y menos compras.

Con el fin de evitar los pánicos bancarios en Europa, los gobiernos tuvieron que asegurar la totalidad de los depósitos y fondos de sus bancos (los famosos rescates). Era la única manera de evitar el derrumbamiento del sistema financiero.

Las consecuencias de la quiebra de Lehman Brothers son, finalmente, la crisis del euro y, paralelamente, el resurgimiento de los nacionalismos. Y eso que todo había empezado con una pequeña tienda de telas, ¿eh?

Lehman Brothers Londres-foto-cc-jorge-royan

En 2010, la casa de subastas Christies ponía a la venta la placa de la oficina de Lehman Brothers en Londres.

Diez años después, los economistas temen que estemos volviendo a la misma dinámica. A pesar de la alta cuota de paro, sigue subiendo el número de hipotecas que se ofrecen. ¿Se avecina una nueva burbuja inmobiliaria?

Espectáculo Lehman Trilogy. Balada para sexteto

Los Lehman Brothers y su historia han inspirado numerosas películas de cine, entre ellas, Margin Call, Malas Noticias, Los últimos días de Lehman Brothers, Inside Job

El dramaturgo italiano Stefano Massini también quiso recopilar casi dos siglos de historia, presente y futuro. En 2012 escribió una trilogía sobre los Lehman Brothers que se ha representado con gran éxito en escenarios de todo el mundo.

Sergio Peris-Mencheta la ha adaptado a un espectáculo musical en que 6 actores-músicos hablan en tono de comedia de muchas de las cosas que vivimos hoy en día.

Lehman Trilogy es una historia sobre una saga familiar. También, sobre padres e hijos, sobre algodón, carbón, café, ferrocarriles, cine, ordenadores, aviones, petróleo, jeans… Y, sobre todo, sobre el dinero, la ambición, el éxito y la perseverancia.

Es un cuento, cuyo desenlace ya conocemos, y donde lo importante no es el qué, sino el cómo. A ritmo de work song, de rythm and blues, de ragtime, de twist… Y desde un lugar de desenfado y diversión.

Fotos: Sergio Parra / Dominio Público / Jorge Royán (CC)

También te puede interesar

Conoce las partes de un teatro que no ves como esp... "Señoras, señores, falta un minuto para que dé comienzo la representación...". Las luces se atenúan y tú te preparas para disfrutar de la función... ¿...
El amarillo da mala suerte, pero ¿por qué? Te descubrimos el origen de 4 supersticiones en torno a los espectáculos de teatro.  El martes y 13 es sin duda uno de los peores días del año para m...
Beneficios de la música para el cerebro y el desar... Seguro que muchas veces has oído eso de que utilizamos solo un diez por ciento de la capacidad de nuestro cerebro. Dicen que si lográsemos utilizar el...
10 razones científicas por las que el teatro es bu... El teatro es una buena manera de entretenerse, un plan perfecto para una primera cita, nos sirve para defender o criticar aquello que pasa en la socie...

Etiquetas

, , , , , ,