De cañas con Sergio Peris-Mencheta, Roberto Álamo y David Serrano

Sergio-Peris-Mencheta-Roberto-Alamo-David-Serrano-Foto-jean-pierre-Ledos

Sergio Peris-Mencheta, Roberto Álamo y David Serrano son los hombres del momento en lo que se refiere a artes escénicas. Habituales tanto del escenario (hemos podido verlos recientemente en Julio César, De ratones y hombres o dirigiendo La Venus de las pieles, respectivamente) como de las pantallas (Isabel, La gran familia española o Días de fútbol), su experiencia daría para horas y horas de entrevista.

Pero Sergio Peris-Mencheta, Roberto Álamo y David Serrano son, además, amigos embarcados en un proyecto común que les ilusiona, la obra de Keith Huff Lluvia constante. Se gastan bromas, nos cuentan anécdotas, se terminan las frases unos a otros… Pronto el contexto deja de ser el de una entrevista y se convierte en una reunión entre colegas. Hablamos de la diferencia entre el cine y el teatro, de sus gustos, o de cómo van los ensayos, con la misma naturalidad con que nos cuentan que Roberto no come patatas fritas o que Sergio ha visto un peliculón este fin de semana. Como si nos hubiésemos ido de cañas.

Momentos que encogen el corazón

¿Cómo surge el proyecto de Lluvia constante?

David Serrano: Yo estaba trabajando en Argentina y me hablaron muy bien de la obra, así que les pedí a los productores que me pasaran el texto. Cuando iba por la página cinco llamé a Coté Soler, mi socio de casi todas las producciones, y le dije que había encontrado la obra con la que hacer mi salto a la dirección teatral, porque en ese momento yo aún no iba a dirigir la Venus. Y como llevaba mucho tiempo queriendo trabajar con Roberto, le mandé el texto.

Roberto Álamo: Sí, me la envió por mail. Me atrajo porque está llena (como todos los grandes textos) de muchos momentos que te impactan y te dejan con un nudo en la garganta. Quiero pensar que seremos capaces de trasladarlo al escenario.

¿Y cómo llegasteis a Sergio Peris-Mencheta?

David: Al hacer este tipo de obras, muchas veces los directores o los productores intentan buscar mucho contraste entre los dos actores que lo hacen, uno grande y uno chiquitito, y me parecía que eso era caer en el cliché; me apetecía que lo hicieran dos hombretones. Me sugirieron a Sergio, que en ese momento estaba en Alicante actuando en Julio César.

Sergio Peris-Mencheta: … y el tío se cogió un tren a Alicante…

David: Sí, fui a verle, y pensé que estaba estupendo. Me parecía que era una buena opción para que hubiese un choque de trenes.

Sergio: Yo soy bastante pejiguero con el teatro, porque es un “gran hermano”, es mucho tiempo ahí metido… Así que te tiene que latir el proyecto por todos lados. Y sobre todo, te tiene que latir el texto y el personaje que vas a hacer en ese texto. Lluvia constante me pareció muy atractivo. Cuando lo leí, hubo momentos en que se me encogió el corazón. Además Rodo, mi personaje, no es el tipo de personaje para el que me suelen llamar, no es el perfil en el que yo encajo. Y de repente, me dije que esto me apetecía mucho hacerlo, porque era una cosa distinta, un reto. Y bueno… me apetecía mogollón currar con el que había hecho Urtain [por Roberto Álamo].

Roberto: Con Andrés Lima, que no trabaja aquí… [risas]

David: Se equivocó. Pensaba que lo dirigía Andrés y luego cuando le dijeron que era yo ¡ya no podía echarse atrás!

roberto-alamo-urtain-animalario

Un momento de “Urtain”, con Roberto Álamo en el personaje protagonista.

Pasarlo bien en el sentido teatral

La sinopsis de Lluvia constante es propia de una novela negra: dos policías devuelven a un asustado niño vietnamita a un hombre que dice ser su tío, pero que resulta ser un asesino en serie, hecho a partir del cual los dos amigos tienen que buscar responsabilidades ¿Cómo creéis que va a aceptar el público una historia tan dura?

David: Yo creo que muy bien, porque sí, la historia es muy dura, pero también es muy emotiva. No estoy de acuerdo con eso de que la gente solo se lo quiere pasar bien en el teatro, yo creo que la gente quiere sentir cosas en el teatro y yo creo que se quiere emocionar. Y con esta obra se va a emocionar y apuesto a que más de uno y más de dos van a salir con una lágrima a punto de caer.

Roberto: Es que eso también es pasarlo bien. Pasarlo bien, en el sentido teatral, es que si es una comedia te ríes y si es un drama lloras, y lo importante es que veas algo que te afecte.

Sergio: De todas formas el género es novedoso. Es un drama, pero también tiene algo de thriller, hay momentos de comedia… en ese sentido, es algo diferente.

¿Sabíais que Spielberg está ya trabajando en la adaptación cinematográfica?

Roberto: Perfectamente, nos ha llamado ya. [Risas]

¿Y creéis que puede funcionar?

David: Sin duda.

Sergio: Yo creo que es una obra muy cinematográfica. De hecho, cuando la leí pensé que podría ser no solo cine, sino una serie de tres o cuatro capítulos, ahora que están tan de moda.

David: Lo que pasa es que yo creo que esta historia, en cine ya la he visto. En teatro no. Por eso ha sido un éxito en todo el mundo, porque aporta algo diferente. Los personajes hablan entre ellos, pero hay muchos monólogos. Contar un thriller de esa manera, tiene algo… Ha dado en una tecla que yo no había visto nunca.

“Por primera vez tengo ganas de ir a ensayar”

¿Preferís el teatro al cine o la televisión?

David: Ahora mismo es mucho más bonito hacer teatro que cine. Lo hablaba esta mañana con Daniel Sánchez Arévalo. Me pasa una cosa en mis últimas dos obras, y es que tengo ganas de que llegue el ensayo. No recuerdo nunca que me haya apetecido que llegara el día siguiente para ir a ensayar. Nunca. Jamás. Cuando ruedas, incluso estás deseando que vaya pasando la hora para irte a cenar con tus amigos, o a descansar a casa. En cambio aquí, estoy deseando que llegue la hora para seguir trabajando. Un ensayo de teatro es el único sitio donde puedes probar cosas, experimentar, equivocarte, rectificar… y eso para mí tiene un valor y una magia tremendos.

Sergio: También es que, cuando estás en un ensayo de cine, lo estás haciendo para la cámara. El director sabe que tiene que hacer una película. Entonces sabe que de toda esa maravilla…

David: … va a tener que escoger dos minutos…

Sergio: … y además, en el fondo, cuando se ensaya para cine…

Roberto: … estás buscando un resultado que quede para siempre. En teatro, a lo mejor buscas un resultado que quede para la función de hoy, pero igual mañana encontramos algo que funciona mejor, o que hay que cambiar porque ya no funciona. El teatro está vivo, es diario.

Sergio: Esta función tiene un componente que no es habitual y es que casi el 80% de la función es con el espectador. Así que todo lo que imaginemos, creemos y hagamos, se modificará el primer día que haya público, pero lo más alucinante es que el segundo día cambiará el público, con lo cual será otra función diferente, y así sucesivamente.

“Me aprovecho de Sergio Peris-Mencheta”

Últimamente hemos visto muchos trabajos de Sergio como director. ¿Te hace la competencia, David?

David: No, yo lo que hago es aprovecharme de él, preguntarle qué haría él. Él propone algo y yo digo que sí y luego le cuento a Roberto la idea tan cojonuda que se me acaba de ocurrir… [Risas] Para mí, Sergio es uno de los mejores directores actuales de este país. Intento que aporte sus ideas, y están saliendo cosas muy interesantes. Y como actor… Es el tercer actor-director al que dirijo, después de Andrés Lima y Gerardo Malla, y es gente que entiende mucho mejor tu trabajo y suele ir más a favor.

sergio-peris-mencheta-astrid-jones-juan-diego-botto-foto-javier-naval

Sergio Peris-Mencheta durante un ensayo de “Un trozo invisible de este mundo”, obra que dirigió en 2013.

Sergio: Yo me siento mucho mejor actor desde que dirijo. En el sentido profesional y en el sentido humano. Confiaba mucho menos en los directores antes de lo que confío ahora. Tengo la absoluta confianza en que David sabe lo que no puede ser esta obra. Hemos tenido mucho trabajo de mesa, hemos leído mucho, hemos cambiado, hemos quitado, hemos puesto… Además, Roberto traía mucho trabajo adelantado, tenía una propuesta muy rotunda que a mí me ha ayudado a ubicarme totalmente, y siento que estamos en manos de un tío muy listo.

¿Y tú, Roberto, no te decides a lanzarte a dirigir?

Roberto: No. Y te contaré una anécdota para que veas por qué. Yo dirigí una obra de teatro en el año 2000, con tres actores y una actriz. El día del estreno, llegué una hora antes, me metí en el camerino para saludar a los chicos, y cuando abrí la puerta, dos de ellos estaban dándose de hostias… no discutiendo, sino pegándose… El otro actor, separándolos, y la actriz, llorando. Entonces, recuerdo que, como una rata de cloaca, cerré la puerta y me fui. Cosa que Sergio y David no habrían hecho nunca. [Risas] Volví cuando ya había pasado todo y pensé que nunca más intentaría dirigir.

David: Pero Roberto tiene mucho ojo también para los actores. Por ejemplo, harías muy buen trabajo como asistente.

Roberto: Bueno, sí, pero como director… Para eso hay que valer, y yo no valgo.

David: En cualquier caso, el mérito no está en dirigir, que cualquiera lo puede hacer; el mérito está en dirigir bien… En cine, en televisión, o en todos lados.

lluvia-constante-sergio-peris-mencheta-roberto-alamo-foto-jean-pierre-ledos

Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta en una foto promocional de Lluvia constante.

 Fotos de Jean Pierre-Ledos, Animalario, y Javier Naval.

También te puede interesar

Conoce las partes de un teatro que no ves como esp... "Señoras, señores, falta un minuto para que dé comienzo la representación...". Las luces se atenúan y tú te preparas para disfrutar de la función... ¿...
El amarillo da mala suerte, pero ¿por qué? Te descubrimos el origen de 4 supersticiones en torno a los espectáculos de teatro.  El martes y 13 es sin duda uno de los peores días del año para m...
Beneficios de la música para el cerebro y el desar... Seguro que muchas veces has oído eso de que utilizamos solo un diez por ciento de la capacidad de nuestro cerebro. Dicen que si lográsemos utilizar el...
10 razones científicas por las que el teatro es bu... El teatro es una buena manera de entretenerse, un plan perfecto para una primera cita, nos sirve para defender o criticar aquello que pasa en la socie...

Etiquetas

, , , , ,