Todos tenemos un precio. ¿Te atreverías a fijar el tuyo?

aviator-leonardo-dicaprio-howard-hughes

Hay quien atribuye a Oscar Wilde la frase “todos tenemos un precio”, y quien asegura que fue el multimillonario Howard Hughes quien la pronunció por primera vez. Sea como fuere, la sentencia sigue dando mucho que hablar en las conversaciones de filósofos, hombres de la calle, economistas y, cómo no, en el mundo del arte. Desde la tragedia de Fausto hasta la situación disparatada que Alfredo Sanzol nos presenta en Aventura, repasamos cómo la ficción se ha inspirado en uno de los grandes dilemas del hombre: ¿todos tenemos un precio?

Cine: Si Robert Redford te invitase a su cama

¿Cuántas de nuestras lectoras estarían dispuestas a pasar una noche con Robert Redford? ¿Y si encima les dieran por ello un millón de dólares?

Estamos seguros de que muchísimas. Sin embargo, en la película de Adrian Lyne no es todo tan fácil. El dilema radica en que Diona (el personaje que interpreta Demi Moore) está felizmente casada con David (Woody Harrelson). Atraviesan por un momento económico bastante difícil, así que se van a Las Vegas a probar suerte con el juego… Lo que no se esperaban era que John Cage (Redford) les haría semejante oferta: un millón de dólares a cambio de pasar una noche con Diona.

El empresario hacía gala en la película de que con dinero se podía comprar absolutamente todo, incluido el amor…

Arte: Excrementos a precio de oro

“Todo lo que escupe el artista es arte”. O eso decía Kurt Schwitters, artista alemán de los Siglos XIX-XX. Piero Manzoni se lo tomó al pie de la letra, y proclamó que todo lo que saliera de él sería una obra de arte. Como tales presentó globos hinchados por él mismo (Aliento de artista), fotocopias de su huella dactilar, o latas con sus excrementos… Sí, Mierda de artista.

Corría el año 1961, y el arte conceptual estaba en vogue. Manzoni vendió cada lata por el equivalente de su peso en oro… ¿Os habríais gastado dinero en una obra de arte semejante? La experiencia parece decir que sí, ya que en la última subasta de una de estas 90 latas se llegaron a pagar 124.000€. ¡Toma ya!

Mierda-de-artista-todos-tenemos-un-precio

Literatura: Fausto, de Johann Wolfgang Goethe

El verdadero Fausto vivió en Alemania en el S. XVI, y se decía que los dos perros que le acompañaban a todas partes eran en realidad una de las metamorfosis del diablo, a quien había vendido su alma. Nunca sabremos cuánto hay de cierto en el mito del Fausto histórico, pero la tragedia del alemán ha dado lugar a múltiples versiones literarias, de las cuales las más conocidas son las de Christopher Marlowe y J.W. Goethe.

En la literatura germana, Fausto también tenía un precio, el del conocimiento absoluto. El personaje se siente frustrado porque no es capaz de explicar el universo, por más que dedique a ello sus estudios filosóficos, religiosos y científicos. Cuando Mefistófeles (que ha hecho una apuesta con el propio Dios) le ofrece ser su servidor y mostrarle todo aquello que le pida, Fausto no se lo plantea dos veces, aunque tenga que vender su propia alma.

Música: Víctor Manuel asegura que Todos tenemos un precio

Ni Caperucita ni su abuela, ni los cuentos de Disney se libran en Todos tenemos un precio, la canción que en 1974 lanzó Víctor Manuel, dentro de un disco que recibía el mismo nombre. La canción es fruto de la colaboración del cantante con el director de teatro Miguel Narros, con quien mantuvo una estrecha relación hasta su muerte el pasado año.

Víctor Manuel tenía que hacer malabares para evitar la censura que controlaba toda producción artística (la suya en especial: fue acusado de ultrajar la bandera española y pasó un tiempo en el exilio), pero no por ello renunció a hacer crítica en sus canciones sobre la política, la sociedad o como en este caso, la moral.

Teatro: La Aventura de tener una empresa

Aventura-Foto-David-RuanoDe nuevo nos planteamos si el amor se puede comprar (mejor dicho, si se puede vender). En Aventura!, Alfredo Sanzol imagina una empresa donde se cumple eso de que todos tenemos un precio, y se establece además en 200.000€. Esta cantidad es la que ofrece el chino Li a cada uno de los socios de una empresa española, a cambio de que envíen a Shangai a Sandra, una de ellos…

Esta comedia un tanto disparatada, le sirve a Sanzol para reflexionar e ir un paso más allá acerca del tema del dinero. Los personajes empiezan a “reordenar” sus principios morales, de manera que sean capaces de justificar semejante acción empresarial… Algo que es metafórico con respecto a la situación actual en España o en el mundo, según el director: “La crisis me preocupa como a todos, pero lo que realmente me preocupa es si tendremos la inteligencia colectiva y la capacidad comunitaria de gestionar esta crisis. El problema no es solo económico. Es sobre todo ético-ideológico-político. En Aventura! los personajes están atenazados por el miedo y acaban haciendo algo que ‘nunca harían“.

¿Qué habríais hecho vosotros? ¿Será verdad que todos tenemos un precio?

También te puede interesar

Conoce las partes de un teatro que no ves como esp... "Señoras, señores, falta un minuto para que dé comienzo la representación...". Las luces se atenúan y tú te preparas para disfrutar de la función... ¿...
El amarillo da mala suerte, pero ¿por qué? Te descubrimos el origen de 4 supersticiones en torno a los espectáculos de teatro.  El martes y 13 es sin duda uno de los peores días del año para m...
Beneficios de la música para el cerebro y el desar... Seguro que muchas veces has oído eso de que utilizamos solo un diez por ciento de la capacidad de nuestro cerebro. Dicen que si lográsemos utilizar el...
10 razones científicas por las que el teatro es bu... El teatro es una buena manera de entretenerse, un plan perfecto para una primera cita, nos sirve para defender o criticar aquello que pasa en la socie...

Etiquetas

, , , , , , ,